La boda perfecta o cómo montar una boda en 24 horas y no morir en el intento

Locas de la vida, este post es para ustedes.  Casarse con la persona que uno quiere es maravilloso y lo bueno es que somos libres de elegir cómo queremos hacerlo y eso hay que tenerlo bien claro.  Lo más importante es tener la boda que uno quiere desde el fondo de su corazón, no la que quieran los demás, y celebrar el amor y el estar juntos que es realmente lo único que importa.  Todo lo demás, frente a eso, da igual.

Juan disfrutó más que todos, aguantó hasta el final y estuvo jugando y sonriendo como un loquito.  Parecía un enanito que caminaba entre los invitados y con invitados quiero decir familia porque éramos exactamente ocho y con Juan nueve. Nuestro conejito Espiguita también daba vueltas por ahí y se escondía cuando veía a Juan.

Los invitados
Los padres de la novia
La madre del novio
Dos amigas queridas
Una tía queridísima

La decoración:
Pusimos una mesa larga en el jardín, con un mantel blanco bordado, muchísimas flores, una vajilla bonita, muchas copas y velas. Por encima una guirnalda de luces iluminaba todo.

La comida:
Para empezar una tabla rústica de madera llena de quesos, embutido, gravlax con blinis y sour cream y panes de semillas.
Plato principal: Solomillo, patatas nuevas con eneldo y ensalada de brotes, berros, mozarella y mandarina.
La tarta: Naked cake de vainilla con manjarblanco, fresas, frambuesas y nata. La decoramos con flores y con unos muñequitos de madera que hice yo misma con peg dolls y rotuladores permanentes.
Los dulces: Guargüeros que trajeron mis padres de Lima. Ricos, ricos.

El look de la novia:
Falda  bordada de tul
Jersey manga tres cuartos
Zapatos azules customizados (la base son unos stilettos azules a los que le puse unos broches que conseguí desmontando un collar)
Bouquet

El novio iba con su ropa de siempre en la que está muy cómodo. Sus zapatos tienen veinte años y son lo más bonito que hay.

Hoy tenemos la casa llena de flores y no podemos ser más felices.

Y eso es todo, amigos.

 
  

                
  

Anuncios

13 comentarios sobre “La boda perfecta o cómo montar una boda en 24 horas y no morir en el intento

  1. Que bonito todo Luciana!!! Me encanta como decoraste la mesa con esas luces arriba, el menú es delicatessen total, hay mil cosas que no sé lo que son pero suenan rebien 😂
    Estabas guapísima y tus chicos también. Que bonito lo que dices, sobre que hay que hacer la boda que quieres y no la que quieren los demás, te aplaudo.
    Besote y que seáis muy felices
    Elisa

    Le gusta a 1 persona

  2. No sé muy bien como he acabado aquí, pero me encanta. He tenido que leerme varios de tus posts porque me han encantado y enganchado muchísimo. Me preguntaba si podrías poner la receta de la tarta de boda, te ha quedado realmente espectacular.
    El día que me case, sin duda quiero una boda como la tuya.

    Me gusta

    1. Hola Andrea, la receta es la de un bizcocho de vainilla, lleva manjarblanco (dulce de leche), fresas, frambuesas, mermelada de fresa y nata montada por encima. La decoramos con flores que quitamos al comer porque no eran comestibles 😂. Gracias por escribir y por visitar el blog. El dí te cases seguro que tienes la boda de tus sueños. Un beso!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s